Cigariyo y golocina


El colaborador más activo de este blog (el único, hasta ahora) envió esta foto, que incluye un brutal desliz que tiene una explicación lógica: cigarrillos no entraba en un cartel tan angosto, por lo que optó por escribir cigariyo. Es el mismo motivo por el que eligió no utilizar los plurales (parece que tiene sólo un helado y un único Jaimito). Lo que no se entiende es por qué puso golocina si la "c" ocupa el mismo lugar que la "s".
(Fotógrafo invitado: César Couselo)

(Rosario, Argentina)
Noviembre de 2007

4 comentarios:

Araña dijo...

en vez de "cigariyos" hubiera escrito "puchos" y le entraba.

agradecé que puso bebidas las dos veces con B

Zamba dijo...

No sólo eso, también puso helado con H y Jaimito con J. Impresionante.

Mariela Torres dijo...

Vos que sos rosarino nativo decime: ¿qué son los jaimitos? Desde el 2004 que vivo en Rosario, y todavía no sé.

Zamba dijo...

Aclaro, no soy rosarino nativo, sino un porteño (puaj, dirán algunos; bueno, no somos todos iguales) que vivió once años en Mar del Plata. En provincia de Buenos Aires teníamos el Naranjú, una pelotita de plástico con un jugo (obviamente) de naranja horrible, pero cuyo envase era muy útil para rellenar con papel y jugar a la pelota en los recreos. El Jaimito es un jugo igualmente asqueroso, pero que se vende congelado para que los seres humanos sean capaces de tolerarlo.