Fuera gays

La tolerancia no es una virtud demasiado extendida por esta zona. Los carteles son por demás de elocuentes al respecto: No al casamiento gay, dice uno, Dios creó hombre y mujer para formar familia, argumenta otro. ¿Es que esta gente no tiene otra cosa que hacer más que gastar tinta de su impresora en consignas discriminatorias? Espero que su vida siga siendo tan perfecta como hasta ahora, no vaya a ser que de repente descubran que tienen un hijo homosexual. Ya lo decidí: ahora me voy a hacer puto sólo para llevarles la contra.
(Fotógrafo invitado: Pvncho)
Estación Rosario Central
(Rosario, Argentina)
Febrero de 2008

4 comentarios:

Araña con antifaz dijo...

Y sabés que es lo peor?? Que además de discriminar jamás dan la cara..
Esto de pegar cartelitos habla de una cobardía extrema.
Te podría contar una historieta de la semana pasada pero te voy a cansar.
Si podés encontrar al que pego o gastó tinta en esos carteles, seguramente te lo va a negar.

Este tipo de gente son los que yo llamo el perro del hortelano..

Andrea dijo...

Yo siempre digo q no entiendo esas personas que gastan tiempo de su vida para joder al otro, proque no se buscan una vida propia?

Pvncho dijo...

Perdón me equivoque, no era en Rosario Norte, sino Rosario Central.

Zamba dijo...

Listo, ya ha sido enmendado