Sin autor no hay nada

A primera vista sólo se lee se vende, pero al ampliar la imagen se nota claramente la frase utilizada por Argentores como lema: Sin autor no hay obra. Lo cual es absolutamente cierto. Una verdad tan de Perogrullo como que sin actor tampoco. Y también esa obra deberá tener un director, o al menos alguien que cumpla las funciones de tal. Y, finalmente, si bien una obra puede llegar a prescindir de iluminador o microfonista, también es cierto que sin público casi que tampoco hay obra, o al menos no vale la pena el esfuerzo. Lo que es irrefutable es que sin obra no hay dinero para mantener un local. Y sin plata para el alquiler no hay ni autor, ni obra, ni local, ni nada.
Paraguay y Zeballos
(Rosario, Argentina)
Mayo de 2009

2 comentarios:

Netomancia dijo...

Blog actualizado, genial, lo venía esperando hace rato!!! Saludos!!!

Zamba dijo...

Gracias, estaba muy vago, pero ya no podía postergarlo más